¿Qué es i-Size?

i-Size es el nombre de la nueva normativa de seguridad europea (ECE R129) que regula el uso de sillas de coche para bebés menores de 15 meses de edad.

Esta nueva normativa entró en vigor en julio del año 2013 y está hecha para mejorar la seguridad de los bebés a la hora de viajar en coche, ampliando la edad mínima para viajar de espaldas al sentido de la marcha hasta los 15 meses de edad (aproximadamente los 75/83 cm de altura) obligatoriamente.

 

Aunque ‘solo sea obligatorio hasta los 15 meses de edad, es recomendable que tus hijos sigan viajando a contramarcha al menos hasta los 4 años, por su seguridad.

 

i-Size es mucho más simple

La idea de esta nueva normativa es simplificar la elección de una silla de bebé, eliminando todo el engorro de los grupos (0/0+/1/2/3) y se centra únicamente en la estatura del bebé/niño y el peso máximo (de ahí su nombre i-size).

i-Size es más seguro

Hay que recalcar que por ahora la nueva normativa no es un reemplazo de la normativa ECE R44/04 que también está en vigor, por lo que no es obligatorio que cambies tu silla de coche actual.

Lo que sí debes saber es que  tu bebé va a viajar mucho más seguro y mejor protegido con una silla i-Size, ya que estas sillas cumplen una serie de condiciones más estrictas:

  • Deben pasar una nueva prueba de choque lateral, por lo que son más seguras en este tipo de choque tan común.
  • Las pruebas están hechas con dummies (maniquíes para ensayos de coches) más avanzados para detectar posibles lesiones.
  • Promueve el uso en posición contraria a la de la marcha del vehículo, siendo mucho más seguras porque en caso de accidente distribuyen la fuerza del impacto.

 

Antes de establecer esta nueva normativa en julio de 2013, los bebés de aproximadamente más de 9 o 12 meses de edad podían viajar sentados en una silla de coche de cara al sentido de la marcha. Esto fue así hasta que se llevaron a cabo varios estudios que demostraban que esta edad no era suficientemente segura para viajar de cara a la marcha del coche.

A partir de la nueva normativa del i-Size se obliga a que todos los niños menores a los 15 meses de edad viajen de cara al sentido contrario a la marcha del vehículo, ya que a esta corta edad el cuerpo humano de estos niños pequeños y bebés no está lo suficientemente formado para soportar ciertos golpes e impactos como los que pueden ocurrir en un accidente de tráfico.

 

Icono en la silla que cumple la normativa i-size
La pegatina que verás en una silla que cumple la normativa i-size

 

Las sillas de coche para bebés que cumplen con la nueva normativa de i-Size te proporcionan el doble de seguridad y protección para tu bebé que una silla convencional de cara a la marcha. Entre otras cosas, el i-Size te proporciona una mayor protección en la zona cervical del cuello y la cabeza. Además, también protege más frente a los impactos laterales, puesto que añade un conjunto de criterios mínimos de actuación para este tipo de colisiones laterales, por primera vez en una normativa de seguridad infantil.

Otro factor positivo que tienen las sillas i-Size es que las probabilidades de que se instale la silla de auto de manera incorrecta se reducen. Estas sillas son muy fáciles de colocar ya que se basan en un sistema de anclajes muy sencillo de instalar llamado ISOFIX, que dan la oportunidad de no necesitar cinturón de seguridad.

Por otro lado, al obligar viajar de espaldas a la marcha hasta los 15 meses de edad (una altura de 75-83 cm de altura aproximadamente), contribuye a prevenir que se cambie de silla de coche de manera prematura por una que vaya de cara a la marcha o por una silla más grande antes de tiempo, ya que la altura del bebé es un factor decisivo en la silla.

Tests que lo avalan

Según el último test de choque que se llevó a cabo en 2017 por el RACE, queda demostrado que los Sistemas de Retención Infantiles (SRI) i-Size son las más seguras del mercado, y eso que se les piden resultados más exigentes que al resto de sillas.

Que las sillas para coche estén homologadas como i-Size significa que el tallaje de la silla se ajusta a la altura y el cuerpo del niño, por lo que este viaja bien retenido y más protegido. Por otra parte, lo más importante es que estas sillas pueden viajar a contramarcha durante más tiempo.

Las sillas i-Size que se testaron en esta prueba fueron sometidas a diferentes pruebas que la mayoría superó con buena nota:

  • Choque frontal
  • Impacto lateral
  • Prueba de ergonomía
  • Prueba de uso
  • Análisis de sustancias tóxica
  • Etc.

 

En definitiva, las sillas para coche que cumplen la normativa i-Size son las más seguras y las que mejor calidad ofrecen. Si quieres que tu bebé esté protegido y viaje de manera segura, estas sillas son sin duda las más indicadas.

Aun así recuerda, si dispones ya de una silla que vaya en contra de la marcha y cumple la normativa vigente ECE R44/04, no es necesario que compres otra que cumpla la i-Size. De momento la i-Size no sustituye la normativa anterior, pero es indudable que incluyen varios factores y mejoras que las sillas con la normativa anterior no poseen, y puedes estar seguro de que la opción i-Size es más eficaz que cualquier otra.

 

 

¡Compártelo y que lo sepa todo el mundo!Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin